Terapias energéticas

¿Qué es el Reiki?

Reiki es un sistema de armonización natural que utiliza la Energía Vital Universal, la cual permite tratar enfermedades y desequilibrios físicos y mentales, es una técnica de sanación milenaria desarrollada por el monje budista japonés Mikao Usui. La práctica del Reiki se fundamenta en un emisor o canal que, a través de sus manos o de otros métodos -según el nivel- , transmite Reiki (energía vital) a un receptor que puede ser él mismo u otra persona (presente o no en el espacio-tiempo) con el fin de paliar o eliminar molestias y enfermedades; no obstante, dado que Reiki es una energía universal los tratamientos también pueden dirigirse a otros seres vivos como animales, plantas o situaciones.

El método Reiki se basa en la creencia hinduista de que el correcto fluir de la Enenrgía Vital a través de los distintos chakras es la que asegura un buen estado de salud en el organismo. Según esta creencia, el mal funcionamiento o bloqueo de la energía en uno o varios chakras sería el que provoca o agrava el mal estado de salud dando lugar a enfermedades y trastornos.
El método consiste en dirigir la energía Reiki a los chakras de un enfermo (receptor), desbloqueándolos y potenciando el proceso de recuperación del receptor. El reiki no puede reemplazar al tratamiento médico, aunque sí se puede utilizar de forma complementaria.

Efectos del Reiki en bebés y en niños.

Con el Reiki los niños pueden superar situaciones de estrés, déficit de atención, ansiedad, timidez, es bueno también para niños con autismo, etc… Con el reiki acaban energizando y reclamando su propia energía vital. Podemos ayudar a aquellos más tranquilos para que sean más receptivos, esta energía les agudiza los sentidos y logra que tengan una percepción distinta de la vida y aumenta su poder de concentración. En las sesiones con niños se estará en compañía de un adulto.

Reiki para embarazadas y sus beneficios.

El Reiki es seguro en todas las etapas del embarazo así como en la pre-concepción y en el post-parto.

Reiki y pre-concepción:

Las parejas con dificultades para la concepción encuentran en el Reiki una vía para solucionar este problema. El tratamiento incide especialmente en crear una actitud armoniosa entre la pareja así como hacia el futuro bebé. En estos casos, el Reiki desbloquea, restablece y equilibra las oportunidades para la concepción favoreciendo el buen funcionamiento endocrino y reproductivo.

Reiki y embarazo:

Recibir Reiki durante el embarazo es una garantía de equilibrio emocional y físico tanto para la madre como para el niño. El Reiki no tiene efectos secundarios, no puede dañar. En las primeras etapas del embarazo alivia el estrés, las náuseas, el miedo, los cambios corporales, dolores lumbares, dolores de cabeza, ansiedad y todo tipo de síntomas desagradables que pueden aparecer en este período. El Reiki restablece la salud y el equilibrio de la madre y el bebé.

De acuerdo con un estudio llevado a cabo en el hospital Universitario de Hartford, en Connecticut, se comprobó que la aplicación de Reiki durante el embarazo disminuyó la ansiedad de las futuras mamás en un 94%, las náuseas en el 80%; el dolor en el 78% y mejoró el sueño en el 86%. La profunda relajación y paz que se experimenta durante y después de una sesión de Reiki es, sin duda, de gran beneficio en los embarazos. La aplicación de Reiki es igualmente beneficiosa en los casos en los que el bebé venga de nalgas. La vida actual, tan propicia al estrés, hace que la madre tenga sus músculos contraídos, el útero sobre todo, esto impide, en algunos casos, moverse al bebé libremente para encontrar su postura natural ante la llegada del parto. En estas ocasiones, el Reiki aplicado directamente en el vientre de la madre relaja toda esa zona, ayudando a la movilidad del bebé. Al estar más relajada, la madre puede llegar a una interrelación más íntima con su bebé motivando sus propios movimientos, llevándole dulcemente, con una actitud profundamente serena, a situarse de la forma adecuada para un parto normal y feliz.

•El Reiki, una gran ayuda para la madre y el bebé

•Potencia la comunicación interior entre madre e hijo.

•Prepara físicamente a la madre para el trabajo del parto y el nacimiento.

•Restaura la armonía y equilibrio del cuerpo ante los cambios hormonales.

•Alivia los dolores lumbares.

•Mitiga la inflamación y sensación de pesadez en piernas y pies.

•Facilita la colocación correcta del bebé cuando viene de nalgas.

Durante el parto, las contracciones se sitúan en la zona lumbar y el área pélvica. La aplicación de Reiki ayuda a disminuir el dolor y a controlar el trabajo del parto facilitando el nacimiento, con el beneficio que esto supone para la mamá y el bebé. Por otra parte, en el caso de las madres que han sufrido cesáreas previas, se observa una disminución en la tasa de cesáreas posteriores si ha utilizado Reiki en las últimas etapas del embarazo.

Reiki y post-parto :

Otro momento a tener en cuenta es el de regreso a casa con el bebé. En esa etapa la madre atraviesa múltiples cambios hormonales que alteran su estado emocional. Además, se abre un importante período de reajuste en la relación madre/hijo. El Reiki reduce la carga emocional que supone toda esta adaptación, reduciendo el estrés y la ansiedad. Los bebés también se adaptan fácilmente al entorno cuando sus madres han recibido Reiki durante el embarazo. El Reiki disminuye la posible sensación de angustia de la madre en su adaptación al nuevo bebé y ayuda a una recuperación más rápida del parto.

Terapia de sanación energética con el péndulo hebreo
El péndulo hebreo está basado en la cábala y es un método de sanación que combina la técnica radiestésica con los beneficios de las terapias que utilizan la vibración de la energía.
Es considerado como un método de sanación de alta tecnología ya que combina radiestesia, el idioma sagrado hebreo y la madera de haya, árbol calificado como sagrado en las antiguas tradiciones druídicas.

Aporta la liberación de emociones atrapadas, aporta ayuda y armonización de órganos y glándulas, limpieza y sanación de memorias ancestrales, limpieza y sanación de vidas pasadas y corta patrones generacionales entre muchas otras cosas.
Para realizarla correctamente es preciso utilizar un péndulo y etiquetas escritas en el idioma sagrado hebreo.
Si esta energía no es gestionada adecuadamente, podemos desarrollar estados de carencia emotiva que inciden de manera sutil, malestar, cansancio, apatía, son estados emocionales muy debilitados y que pueden derivar incluso en enfermedades sin que nada justifique su presencia, normalmente son acumulaciones energéticas diferentes y que no se corresponden con nuestro cuerpo causal.
Actúa a través de la onda energética que forma el idioma sagrado hebreo, primero testamos energía discordante de manera que se logra un diagnóstico y después irradiamos restaurando para que el sujeto quede limpio y equilibrado energéticamente.
Si tienes estos síntomas es posible que estés albergando energías negativas y de baja vibración en tu cuerpo energético, por ello la terapia con péndulo hebreo te puede ayudar, con esta terapia energética podré diagnosticar tu problema, ya sean miasmas, energías densas, larvas astrales, mal de ojo, magia ritual, conductas compulsivas, elimina o alivia situaciones kármicas de esta vida o de vidas pasadas, etc…
Te equilibraré los chakras, armonizaré tu estado emocional, limpiaré tu aura,regularé la energía de tu cuerpo para que te sientas bien, y te ayudaré a liberarte de las energías negativas, traumas y todo lo que te pueda afectar, trayéndote paz, bienestar, buena salud y relax, en definitiva todo lo bueno que te propongas en todos los ámbitos de tu vida.
Es aconsejable hacer de 2 a 3 sesiones para estar bien por completo, y lo aconsejable es esperar 10 entre sesión y sesión.